En esta línea de investigación estudiamos el orden estatal como constitución de lo político y forma de organización de la sociedad siempre contingente.  Analizamos conflictos sociales -armados y civiles-, las acciones colectivas así como las respuestas gubernamentales e institucionales, integrando perspectivas encaminadas a explicar los procesos sociales que nos permiten instituirnos como comunidades políticas. Aunque constitucionalmente la mayor parte de nuestros Estados están formalmente establecidos como democracias, nos interesa estudiar, especialmente en América Latina, como en los hechos operan "regímenes híbridos" o "autoritarismos competitivos" donde la concentración y opacidad del poder, las violaciones a los derechos humanos, la convivencia y complicidad de las autoridades establecidas con organizaciones criminales e intereses privados, representan un reto mayúsculo para la construcción de verdaderas sociedades democráticas. Además, abordamos desde perspectivas multi e interdisciplinarias, los procesos alternativos y resistencias configuradas "desde abajo", a partir de la acción colectiva de comunidades, organizaciones o diversos colectivos sociales que han logrado estructurar mecanismos innovadores de construcción democrática.